TIENES UN SUEÑO SIN CUMPLIR


Tienes un sueño sin cumplir? Tengo la seguridad que lo vas a hacer realidad. Pero si por algún motivo no lo puedes lograr como te sentirías? Perderías tu felicidad? Estarías enojado con la vida? Creerías que otros tienen mas suerte que tú? Que Dios no escucha tus oraciones? Buscas incansablemente pero parece que todo se aleja cada vez más? Empiezas a creer que tal vez todos tienen razón y ese sueño es más grande que tú? deberías simplemente resignarte a lo que eres o tienes hoy? Si tienes un talento enorme, por que no puedes crecer al nivel que deseas? Mmmm... No se tú, pero yo sí estuve ahí en ese mar de dudas hasta que conocí a un amigo que me hizo entender que mi felicidad no puede depender de un futuro inexistente sino de un presente tangible. Que el sueño debía pasar a un segundo plano convirtiéndose en una simple meta que a la larga no tendría por que robarme paz ni determinar mi valor, ni apoderarse de mis estados de ánimo, ya que terminaría siendo preso de las mismas ganas de conseguirlo. Cuando el corazón entiende que la felicidad es un regalo incambiable con o sin un sueño cumplido, entonces Dios empieza a dibujarnos el paisaje de como llegar ahí. 
En lo personal el sueño que tanto perseguía cambió en el momento en el que comprendí la felicidad desde otro punto de vista. Conocer a alguien que estuvo dispuesto a morir, muerte de cruz, renunciar a su propia felicidad porque su sueño era que yo pudiera ser feliz sin pedirme nada a cambio, olvidarse de él mismo para darme a conocer la libertad y plenitud de mi corazón. Eso me cambió la perspectiva. Después de eso sentí que era tan egoísta de mi parte vivir solo para perseguir mis sueños. Ni siquiera me sentía digno del talento que me fue entregado. Y a partir de ahí decidí ponerme al servicio de los demás y han nacido nuevos sueños que antes no perseguía o que aún desconocía y lentamente se han convertido en metas que se han ido cumpliendo conforme a su voluntad. Pero mi felicidad no depende de ello. Si bien es cierto que debemos luchar con fuerza para desarrollar los propósitos, planes o proyectos, también debemos tener claro que la felicidad eterna proviene de la libertad en Cristo y no hay sueño cumplido que supere ese estado del corazón.

Danny Mazo

1,452


0